Jóvenes y democracia

Posted on

Según una encuesta realizada por Celeste-Tel para eldiario.es, el 50,5% de los jóvenes entre 18 y 30 años tiene previsto abstenerse en las próximas generales de noviembre. Sin ser yo politólogo ni experto en estadística, este dato me produce una gran consternación. ¿Qué está ocurriendo para que los jóvenes no se impliquen y participen en la democracia? ¿Qué les motiva, o más bien desmotiva, para quedarse en casa en lugar de tomar las riendas a la hora de elegir el futuro de nuestro país? Seguro que muchos tienen ya una respuesta a estas cuestiones.

En los últimos años ha crecido tanto la desafección hacia la clase política que ya roza todos los límites posibles. Los políticos se han alejado tanto de los ciudadanos que han creado dos realidades paralelas y que no se tocan entre ellas. Los ciudadanos viven en su burbuja de crisis, pago de impuestos, desahucios, paro…y los políticos en la de coches oficiales, sobresueldos, cajas B, ERE y peleas internas partidistas.

Cuando esto ocurre, el ciudadano deja de percibir al político como el gestor que puede solucionar sus problemas y lo ve como el parásito que los provoca. No es de extrañar que haya tantos jóvenes que se planteen no votar en las próximas elecciones. Con el panorama que hay hasta un servidor se lo pensaría. Sin embargo, creo que vamos por el camino equivocado.

España necesita un cambio, en eso estamos casi todos de acuerdo; y ese cambio debe venir del ciudadano y para ello su voto es imprescindible. Decía Rosa Díez: “Cuando los ciudadanos dejan de prestar atención por la política llegan a las instituciones políticos que no prestan atención a los ciudadanos, y eso es muy malo para la democracia.” Considero que es una frase muy acertada para ilustrar lo que está pasando. Si los ciudadanos, que somos la base, los soberanos de la democracia, no elegimos, otros elegirán por nosotros.

Ha costado sudor y sangre el tener una democracia como la que tenemos en España, que no es perfecta, por supuesto; pero nos permite elegir a nuestros gobernantes, cosa que en otros países del mundo no se puede. Por eso es necesario que todos los ciudadanos, jóvenes, ancianos, hombres, mujeres, de izquierdas o de derechas, acudamos a las urnas cuando se nos llama y ejerzamos nuestro derecho y nuestro deber de elegir a nuestros representantes.

Elijamos con responsabilidad, leyendo programas políticos, vetando a los corruptos, considerando lo que es mejor para nuestro país, independientemente del partido que votemos. Lo importante es que vayamos a votar. Hagamos de nuestro país un lugar donde la democracia sea el pilar de nuestra sociedad, donde todos los ciudadanos estén concienciados de que su voto puede cambiar las cosas, que no quede en saco roto, y eso sólo se consigue con democracia y más democracia.

Anuncios

OTRO CURSO MÁS

Posted on

Como cada año por estas fechas, toca hacer balance del curso. 4º de medicina ha sido un año bueno, muy bueno, pero también bastante sufrido. Ha costado más que otros cursos, pero con esfuerzo y constancia lo hemos logrado sacar más o menos de la mejor manera posible. Ya sólo quedan dos peldaños más para llegar a la cima. Un último empujón y disfrutaremos del gran sabor del éxito.

Comenzábamos el curso con gran ilusión, pues era NUESTRO año, el de los veteranos, y tan rápido como llegó, se ha ido. Pero ha dejado tras de sí una estela de buenos momentos, de esos que perduran en la memoria y no se olvidan jamás y que marcan un antes y un después en la vida de cada uno de nosotros.

Padecimos la severidad de los cirujanos cardíacos y digestivos; sufrimos como nadie con Santonja y su peculiar método de dar clase; dormimos con toxicología y farmacología clínica y nos cabreamos con los “adorables” pediatras de la Arrixaca. Pero, a pesar de todo ello, como siempre, hacemos frente a lo que se nos ponga por delante y le plantamos cara, ganando la gran mayoría de las veces.

También fue un curso bastante movido fuera del ámbito estrictamente académico. Empezaron los problemas con las prácticas de la UCAM; perdimos a un compañero y participamos en las elecciones municipales más importantes desde la Transición. Los acontecimientos vividos nos moldean como personas, nos hacen mejores y nos preparan para enfrentarnos a un futuro cada vez más cercano, prácticamente lo estamos tocando con los dedos.

Si podemos con todo es porque somos una piña, no nos arrugamos ante nada y nos ayudamos mutuamente. Ya sólo por eso merece la pena todo el esfuerzo que hacemos. Por eso quiero dar las gracias a todos los compañeros. Porque cuando a uno le fallan las fuerzas, el otro es capaz de adquirir el doble y ayudar a levantarse a cuantos hagan falta.

Ánimo chicos/as  que ya queda muy poco.

El “Plan de Estudios Oculto” de las facultades de Medicina

Posted on

Que historie el estudiante

Me encanta mi futura profesión. No tanto mi carrera. Desde el primer año en el que entré en mi facultad, mi experiencia académica me ha hecho sentirme de todo menos realizado. Gran parte de esto se ha debido a mi actitud hacia ella, algo que con los años he ido modificando. Lo que no he podido modificar, ni tras más de 5 años trabajando en representación estudiantil, es el pésimo sistema en el que nos formamos.

Muchos se llenan la boca de halagos hacia la docencia universitaria pública en Medicina. El concepto es loable. Su aplicación y su situación actúal, no. Los estudiantes nos encontramos a la deriva entre una burocracia inutil y un plan de estudios “a la Bologna Española” sin rumbo o fin claros.

Ya hablaremos otro día de los planes de estudios oficiales y qué falla en ellos. Pero hoy me gustaría hablaros de lo que…

Ver la entrada original 1.527 palabras más

Motivación universitaria exterminada por una mala docencia

Posted on

Mi dieta cojea

Despiste claseHoy me ha vuelto a pasar, he agachado la cabeza y simplemente lo he encajado como otras tantas veces, no tenía ganas de discutir, probablemente me esté inundando de nuevo la desilusión…

Llevo años intentando engañarme a mí mismo, pienso y me digo mentalmente “son unos pocos docentes”, “no son todos así” pero ya van muchas veces. De nuevo, hoy, 80 personas se han puesto a copiar un texto que estaba proyectado en la pared; de forma simultánea podemos escuchar durante 60 minutos como una voz se limita a leer en voz alta esas frases, una vez, y otra segunda más despacio.

El rebaño lo copia, y pasamos a la siguiente diapositivia, los minutos se consumen poco a poco… otra hora desperdiciada, la oportunidad que nos brinda juntarnos casi 100 personas con algo de trayectoria en la espalda se esfuma. Un nuevo cartucho docente desperdiciado. Aburrir en una clase es…

Ver la entrada original 672 palabras más

Sanidad Universal: ¿sí o no?

Posted on Actualizado enn

El pasado 10 de marzo, los grupos políticos PSOE, IU, UPyD, Podemos CiU, PNV, ERC, BNG, Coalición Canaria, Geroa-Bai, Amaiur, Nueva Canaria, Equo y Compromís, firmaron una iniciativa promovida por la ONG Médicos del Mundo, en la que se instaba a un pacto para recuperar la Sanidad Universal para todos, después de que el Partido Popular comprometiera el acceso de los inmigrantes a la sanidad tras la modificación de la Ley de Extranjería con el Real Decreto de 2012. Dicha iniciativa no fue firmada ni por el Partido Popular ni por Ciudadanos, alegando ambos que ya existe acceso universal a la sanidad.

Tras esto me planteo la cuestión de si en nuestro país es viable tener una sanidad para todos, tengan papeles o no. Quizás no piense de la manera más objetiva, ya que estoy formándome para ser médico y no concibo la idea de discriminar la atención a ningún paciente. Según un estudio de la Caixa en 2011, sólo el 5% del gasto sanitario en España es absorbido por la inmigración. El volumen 31 de la colección de Estudios Sociales de la Fundación la Caixa, Inmigración y Estado de bienestar en España, se ha dado a conocer con unos resultados que desmienten y ponen en duda el discurso populista, liderado por algunos partidos políticos, en relación a los inmigrantes en España.

En cuestión de números todo puede ser más o menos discutible. No voy a entrar en ello puesto que no soy economista ni experto en finanzas. En lo que sí quiero entrar es si es ético dejar de atender a una persona sólo porque esté en situación irregular. Mi respuesta la tengo clara: NO.

No es ético ni humano negar asistencia sanitaria, ya sea de urgencias, de hospitalización o ambulatoria; a una persona que no tenga tarjeta sanitaria. La sola idea de echar a alguien de un centro sanitario me resulta repugnante, y más aún cuando se usa políticamente para captar votos. ¿No hemos avanzado nada? Nos encontramos en el siglo XXI, año 2015 y todavía hay gente que echa la culpa de los males de España, que no son pocos, a los inmigrantes. Que si vienen a quitarnos el trabajo, que si sólo viven de subvenciones, y un largo etc.

¿Alguien ha pensado en algún momento en el drama que algunas de estas personas sufren en sus países? ¿Nos hemos puesto en su piel? No son pocas las personas que se compadecen de ellos cuando aparecen imágenes en televisión de países tercermundistas y luego echan pestes cuando los ven encaramados a la valla de Melilla o siendo rescatados por la Guardia Civil al llegar en pateras. Vamos a ver, allí pobrecitos, pero cuando vienen aquí son gentuza, ¿en qué quedamos?

Como país civilizado, miembro de la Unión Europea y comprometido con los Derechos Humanos, tenemos la obligación de prestar ayuda a estas personas. ¡Claro que es imposible ayudar a todo el mundo!, pero son muchos países en el mundo los que pueden cooperar y tomar medidas para solventar este problema. Nadie debería morir por una enfermedad que tenga tratamiento, como bien denuncia la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, pero ni en este país ni en ningún otro.

Apostar por la Sanidad Universal es defender la igualdad, vengas de donde vengas. Es demostrar que hemos aprendido de los errores del pasado. Es poner la humanidad por encima de cualquier interés económico y empresarial. ¿De qué sirve salir a la calle a defender la vida del no nacido, si despreciamos después la vida del que más necesita de nuestra ayuda?

@guillect93

Elecciones andaluzas 2015. Quienes hacen trampa en Twitter

Posted on

Twitter Bots

Im1

El 22 de Marzo habrá elecciones al Parlamento de Andalucía. Hemos analizado el tráfico de Twitter para saber si alguno de los partidos políticos que se presentan a estos comicios está haciendo trampas en esta red social. El objetivo no ha sido hacer un estudio exhaustivo, sino unicamente descubrir redes de perfiles falsos que estén siendo utilizadas en la presente campaña electoral.

Se han analizado los hashtags utilizados por los siguientes partidos políticos: Partido Socialista, Partido Popular, PODEMOS, IU y Ciudadanos. Los resultados indican que al menos tres de estos partidos están utilizando perfiles falsos, esto es, cuentas que simulan ser personas que emiten opiniones en Twitter, cuando en realidad están controladas por personas de un partido, que emite a través de ellas su propaganda política.

Al efectuar el análisis fueron descubiertas cuatro redes de perfiles falsos del Partido Popular, dos del Partido…

Ver la entrada original 2.058 palabras más

De apolítico… a entrar en política.

Posted on Actualizado enn

Tema espinoso sin duda. La mayoría de la población española declara ser totalmente apolítica, pero, ¿es necesario entrar o, al menos, interesarse por la política? A mi juicio sí, pues un pueblo bien informado es menos susceptible de ser engañado y manipulado por aquellos a los que sólo les interesa el poder y el dinero. No hace falta tener carisma, saber hablar en público u ocupar un sillón o escaño para poder cambiar las cosas. En España tenemos una democracia cogida con pinzas, heredada de un régimen dictatorial y al servicio de los grandes partidos. No es perfecta, hay que cambiarla. Y para eso hace falta que la gente se involucre en política.

Aún recuerdo que, a mis 17 años, no sabía nada de política. Me gustaba el PP porque me gustaba el color azul. Vamos, que era un necio total. Cuando cumplí la mayoría de edad y pude votar, empecé a interesarme por las propuestas de los partidos y me dispuse a leer los programas electorales. El PSOE no me convenció, aunque en eso también influyó el ambiente de crispación que había en España por el azote de la crisis y su mala gestión. Leí el del PP, había propuestas coherentes y otras menos coherentes, pero tampoco terminó de convencerme. De los que había leído hasta el momento, IU me había parecido una buena opción, pero al final terminé decantándome por UPyD en las elecciones generales de 2011.

Nunca me he considerado de izquierdas o derechas, porque hay ideas que me gustan y otras que no me gustan ni de unos ni de otros. Pienso que decantarte por un “bando” supondría adoptar ciertas ideas aunque no comulgues con ellas, y eso no me parece lógico conmigo mismo. Ideológicamente, los partidos con los que más me identifico son Ciudadanos y UPyD, aunque más por este último. Desde que empecé a interesarme por la política he pensado que, si una idea es buena, no importa el color político del que provenga. Esto sería lo ideal, aunque es difícil destacar una propuesta buena cuando se han hecho diez malas.

Dos años después de haber votado en las generales, recabé información y di un paso más: me hice simpatizante de UPyD. Me llevó mucho tiempo tomar esa decisión, pues nunca me había imaginado formar parte de un partido político, además de que mi formación en política era escasa o nula. Y no me arrepiento de haberlo hecho. Al margen de que UPyD pueda gustar más o gustar menos, el formar parte de este proyecto ha sido, y sigue siendo una de las mejores experiencias que he podido tener, y creo que esto lo puedo generalizar al resto de partidos.

Al meterme en política he aprendido muchísimo sobre cosas de las que no tenía ni idea y he profundizado y obtenido otros puntos de vista sobre temas sobre los que ya tenía cierta información. Pero lo mejor de todo, sin duda, es que he conocido a gente extraordinaria, honesta, con ganas de trabajar y con los que compartir y vivir experiencias. No hablo de los altos cargos, sino de afiliados y simpatizantes de base.

Estoy seguro que en otros partidos también pasa lo mismo. Por eso pienso que interesarse por la política enriquece, pues las ideas buenas provienen de personas buenas y son las que pueden ayudar a tener un presente y un futuro mejores. Si dejamos que sean siempre los mismos los que nos dirijan y nos marquen el rumbo, poco podremos hacer para cambiar nuestra situación. Por eso hay que involucrarse,  hay que coger el timón, el toro por los cuernos. Porque la gente buena y honrada es la que tiene que dirigir este país, no los que tienen cuentas en Suiza, tarjetas black, sobresueldos, o los que mienten reiteradamente en sede parlamentaria y hablan a través de un plasma. No hace falta tener un máster en ciencias políticas, ser abogado o experiencia en la política para poder tener buenas ideas.

Nunca he querido un cargo, ni orgánico dentro del partido, ni público en ningún ayuntamiento  o parlamento. No me veo preparado para ello y pienso que hay gente infinitamente más capacitada que yo para ejercerlo y no me da vergüenza decirlo. Lo importante es que puedo aportar mi granito de arena para poder mejorar este país y a sus gentes, que son por quienes lucho.

También es importante no perder nunca el norte, olvidando cuáles son tus principios ni dejarse arrastrar por nadie. Hay que ser fiel a uno mismo y a tus ideas. Es imposible coincidir al 100% con ningún partido político, es una utopía y el día que UPyD deje de representar las ideas en las que creo, no tendré ningún reparo en dejarlo, pues mis ideas son mías y no me considero esclavo de nadie.

“Mi ideal político es el democrático. Cada uno debe ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado.” Albert Einstein.

Guillermo.

@guillect93